miércoles, 25 de enero de 2012

Las puertas de la habitación siguen cerradas.
El mundo se ha quedado encerrado afuera.

No hay ojos testigos de una novela desdibujada.

1 comentario:

  1. No sé cómo no me habéis dilapidado con esta mierda de final...

    ResponderEliminar